¿No quieres tirar tu sofá con la operación pañal?

Hoy te voy a contar el truco que me dijeron para no tener que tirar el sofá tras la operación pañal…

Resulta que mi sofá es un Chaisse-lounge de 3 metros de largo, con el brazo en el lado izquierdo y brazo corto con canapé. Total un súper sofá que nos costó un dineral y que es súper cómodo y que por razones obvias no queremos que se estropee antes de lo debido.

received_10209219974318525

Cuando Clara nació le compramos una funda, que dicha funda nos costó la vida encontrar (ya que al tener el brazo corto, no la hacen así y mucho menos con el canapé) y que no es exactamente la propia del sofá, pero que salvando una esquinita, nos va de mil maravillas.

thumbnail_received_10209219110016918

Aquí es donde compramos la funda del sofá

Pues empezamos la operación pañal sin pensar en que la peque juega mucho en él. Y sí, lo que estáis pensando se hizo realidad y no una sino tres veces. Tres veces en una semana… Y yo en modo, ya no sé qué mas hacer (a parte de lavar funda, refunda y limpiar más que una tonta con el milagrito) se lo comenté a la profesora del Colegio Infantil de Clara y ella, la persona que menos me esperaba yo (pero que al ser madre tenía mucha práctica y experiencia), me dio la solución.

 

Y es… Ponerle fundas impermeables de los colchones en los asientos del sofá…

Tan fácil, tan increíble, tan cómodo, pero no se me había ocurrido… Total que me fui al centro comercial de aquí de Andújar (por decir centro comercial que queda más bonito, aunque es un Carrefour y tres tiendas al lado de atención al cliente). Allí encontré las fundas impermeables para camas de 90 cm por 7,99 euros, y tenía que comprar dos. Pero pensé, donde se va a comparar 16 euros, a un dineral que costaría volver a cambiar el sofá dentro de poco como la peque siga a este ritmo de hacerse pipí encima…

Me fui a la caja y cuál fue mi sorpresa que estaba rebajado a 6,29 euros cada una. Por lo tanto me llevé mis fundas por 12,58 euros las dos y yo tan contenta y feliz.

Otra historia fue cuando las fui a poner y se acababa de mear encima otra vez. Imagínate el show, milagrito, lavadoras, secarlo,…

Pero no te preocupes por fin tengo mi sofá protegido. Espero que dure muchos muchos años y que con este truco te haya podido ayudar a ti con tu sofá y la operación pañal de tu bebé (que ya se ve que no es tan bebé cuando estás con la operación pañal).

Aquí te dejo el enlace a mi canal de Youtube, donde explico lo de las fundas y las enseño, por si quieres ver de primera mano como son.

YOUTUBE – LOS SECRETOS DE RO

Hasta la semana que viene.

Shhhhhhhhhhhhhhhh

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s